Publicaciones Similares

3 comentarios

    1. Hola Ana!

      No, no se cuece la coliflor, se dora a la sartén y se añade la salsa. Como comento en la receta, “La gracia de este plato es que la coliflor no libera ese olor sulfuroso que la caracteriza, que guarda una textura crujiente muy agradable, y que con la salsa de naranja cambia completamente de sabor.”

      Un saludo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.