Publicaciones Similares

2 comentarios

  1. Todos los caminos llevan a…. Creatvegan!
    Me compré la semana pasada un libro sobre fermentados, es maravilloso. No voy a poner el nombre, da igual. No es un libro de recetas sino que simplemente habla de distintas técnicas de fermentación a lo largo del mundo con explicaciones de cómo se hacen las cosas y por qué, las técnicas y las características generales de muchos tipos de alimentos fermentados. Habla muy como tú el autor!
    El caso es que, entre otras cosas, me propuse hacer Kimchi y como a mí el picante no me gusta mucho… me lo monté a mi aire.
    Hice una pasta almidonosa cociendo harina de arroz glutinoso (que lo tengo en casa y lo conozco gracias a alguna receta tuya) en agua y, una vez fría le añadí un “batido” de cebolla tierna, cebolleta, ajo, jengibre, una pizquita de cayena en polvo y una cayena seca pequeñita, una manzana, sal (calculé un 3% del peso de la col después del remojo y un poco escurrida) y alga wakame hidratada. (tenía pensado también añadirle un chorrito de Kombucha y una cucharadita de miso marrón, pero se me olvidó jaja).
    La col la dejé en una salmuera al 5% un día, la aclaré un poco y luego unté con la pasta aterior todas las hojas por los dos lados. Ahora está en un bote de cierre hermético, la dejaré dos o tres días y luego a la nevera.
    Como decía, todos los caminos de las cosas buenas llevan a ti jajaja, me puse a buscar en la red a ver si a alguien más se le había ocurrido ponerle algas al kimchi y mira tú por donde!

    Pasa buen día! :)

    1. jejeje, es que las algas le dan un toque guay, sobre todo si queremos un sabor parecido al tradicional pero sin usar anchoas ni salsa de pescado ;)
      Muchas gracias Higinio, que siempre estás ahí :*

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.