Publicaciones Similares

2 comentarios

  1. Que lujazo de receta Virginia. Ya con leer el título los ojos me hacen chiribitas xD

    Pues yo grelos he visto en un sólo súper (Súper BM, en Bizkaia). Además en una bandeja donde predominaban los tallos. Supongo que en aquellas ciudades donde haya poblaciones emigrantes de gallegos se encontrarán más fácil (yo veo tienditas gallegas por aquí y hasta un “Centro de Hermanos Gallegos” que siempre huele genial xD). Aun no los he probado y me da reparos por el sabor que describes (si se parece a la acelga… me desagradará :S). Muy bonita, por cierto, la foto del grelo… que verde tan brillante de lo fesquito que está ^^.

    Y bueno, que me encantan tus empanados… Aunque a mucha gente le resulte pesado a mí me gusta formar las croquetas (yo era de esas niñas que era archifeliz con una bola de plastilina o barro en la mano jeje) y si encima elevamos el empanado a esos níveles… ufff *¬*

    Por último, tengo curiosidad… las fotos son de las croquetas fritas o sin freír… es que el empanado se ve tan clarito ;-)

    1. A mí me solía traer grelos en lata una amiga, en Galicia también los venden así, pero en Madrid y otras provincias no los había encontrado hasta ahora… Saben más parecidos a la espinaca que a la acelga, el sabor también recuerda al brócoli chino (si lo has probado), al fin y al cabo son plantas de la misma familia.

      En la primera foto las croquetas están menos hechas. No estaban aún congeladas, sino recién empanadas, y las freí sólo hasta que empezasen a estar crujientes (había prisa :P). Las de la segunda foto ya sí estuvieron unos minutos más para dorarlas ;)

      Un abrazo!

Responder a Joana Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.